martes, 21 de julio de 2015

EE.UU. busca entorpecer diferendo entre Guyana y Venezuela




Resumen Latinoamericano – Mediante Exxon Mobil, el gobierno norteamericano mueve sus piezas, dicen expertos en política internacional. Aunque el Ejecutivo estadounidense ha mostrado su intención de intervenir en los asuntos políticos de la nación suramericana, un experto considera que en la disputa por el Esequibo tiene un interés especial: extraer crudo sin cautela. El gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) busca transformar en conflicto bilateral la disputa territorial entre Venezuela y Guyana por el Esequibo, para asegurar sus intereses económicos en la región. A juicio del periodista venezolano, Eleazar Díaz Rangel, el Departamento de Estado de EE.UU. tiene claro su juego con la trasnacional petrolera Exxon Mobil, que opera en territorio disputado y posee en el Gobierno de Guyana su principal aliado.
La estratagema de EE.UU. en este diferendo se puede descifrar al analizar la visita del coordinador de Asuntos Energéticos Internacionales del Departamento de EE.UU., David Goldwin, a Guyana en 2010; cuando la Casa Blanca manifestó su interés en incluir a la nación caribeña en su programa de gestión y capacitación energética. Goldwin cumplió con el que sería el primer objetivo de EE.UU.: abrir la puerta a Guyana a la presencia de los estadounidenses y sus empresas en el país, “convirtió incluso a su gobierno presidido por David Granger como una herramienta en manos de las gigantes petroleras, especialmente la Exxon Mobil”, asegura Díaz Rangel.

Exxon Mobil recibió concesiones en zonas en reclamación para operar y cuenta con el apoyo del actual Gobierno guyanés. Tal como lo ha denunciado el presidente venezolano, Nicolás Maduro, la canciller, Delcy Rodríguez, y otros funcionarios del Gobierno Bolivariano, la influencia de la trasnacional petrolera incita a la intervención de EE.UU. en los asuntos de la nación suramericana. . Los analistas concuerdan en que la insistencia de Obama en desviar la orientación y el proyecto de Petrocaribe es para fijar posición en la disputa territorial, que data de décadas. En tanto, Venezuela reitera la petición al Gobierno de Guyana para que “recapacite” y respete el Derecho Internacional, así como el acuerdo de Ginebra en relación al diferendo por el territorio Esequibo. La nación suramericana intenta preservar las relaciones diplomáticas y de hermandad entre ambas naciones, lo cual fue manifestado a través de una carta enviada a los ministros de Relaciones Exteriores del Mercado Común del Sur (Mercosur), a propósito de la cumbre semestral de este bloque celebrada en Brasil. En la misiva se asegura que Guyana permitió que Exxon Mobil “delineara un enorme espacio marítimo, sujeto a reclamación, y que ellos unilateralmente denominan ‘Bloque Starbroke’, para ahora, pretender permitirle explotar a sus anchas una enorme área rica en recursos naturales”.El reclamo de Venezuela sobre el Esequibo está avalado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), tras ser firmado el Acuerdo de Ginebra en 1966. Ese tratado, entre otros puntos, establece que el Esequibo no debe explotarse por ser una zona en reclamación. No obstante, el Gobierno de Guyana ha violado el Acuerdo de Ginebra y en más de 15 ocasiones y ha otorgado concesiones a empresas extranjeras para explotar el Esequibo. La más reciente fue otorgada a Exxon Mobil, que descubrió un yacimiento en la zona y hace trabajos de explotación en el territorio.

http://www.contrainjerencia.com/?p=107360


Anti-Imperialista ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario