jueves, 30 de julio de 2015

El acusado iraní al que quieren hacer zafar



El secretario de Estado, John Kerry, recibió ayer la carta que le envió el canciller Héctor Timerman.
Imagen: Télam

Timerman consultó si era cierto que el acuerdo nuclear que firmaron las potencias con Irán incluía eliminar las sanciones contra un acusado por la AMIA. Cristina Kirchner subió las cartas a Twitter y habló del juicio.

El canciller Héctor Timerman envió ayer sendas cartas al secretario de Estados de Estados Unidos, John Kerry, y a la alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Seguridad, Federica Mogherini, para verificar la información aparecida en The Wall Street Journal acerca de que entre las cláusulas del acuerdo nuclear firmado recientemente por las potencias del 5+1 con Irán incluye eliminar de la lista de sanciones al ex ministro de Defensa iraní Ahmad Vahidi, quien tiene orden de captura vigente en Interpol por pedido de la Justicia argentina por el atentado contra la AMIA. La presidenta Cristina Kirchner destacó ayer el hecho en las redes sociales. “Es más claro y evidente que nunca que AMIA sigue siendo un tablero de la política nacional e internacional”, sostuvo.

El envío de la nota había sido adelantado el martes por Página/12, un día después de aparecido el artículo en The Wall Street Journal. Las cartas enviadas por Timerman son casi idénticas. “El decidido compromiso de mi gobierno con la Justicia, la lucha contra el terrorismo en todas sus formas y por el respeto irrestricto de los derechos humanos ha hecho que busquemos todas las vías posibles para que la justicia argentina pueda lograr el esclarecimiento total del atentado y que sus responsables respondan ante los tribunales de mi país. En ese marco se inscribieron las comunicaciones y encuentros bilaterales que oportunamente el gobierno argentino mantuvo con usted, así como con otros funcionarios de su gobierno. El motivo principal era solicitar que la cuestión del atentado a la AMIA fuese incluida en las negociaciones del acuerdo nuclear con Irán”, sostiene el escrito en uno de esos párrafos.

Luego, agrega: “Teniendo en cuenta lo mencionado, y que usted y el gobierno que integra han tenido un rol protagónico en las negociaciones que culminaron con el mencionado acuerdo nuclear con la República Islámica de Irán, le agradeceré nos ponga en conocimiento si como consecuencia de las condiciones, alcances y efectos pactados que tendría ese compromiso asumido por la Unión Europea o cualquier otro signatario del acuerdo, quedarían involucrados individuos o acciones vinculados al atentado a la AMIA”. Por último, Timerman recalca que Argentina considera “un gran paso” la resolución pacífica de las controversias y todo lo que apunte a “un mundo más justo basado en el derecho y no en la potencia de las armas”.


En Twitter



Por la tarde, Cristina Kirchner subió las cartas a su cuenta de Twitter junto a varias consideraciones. La primera se refería al confuso artículo aparecido ayer en el diario Clarín sobre esta cuestión, donde especulaba que el levantamiento de las “trabas” –así lo denominaba– contra Vahidi serviría para “acercar” a Irán con la Argentina.

El trasfondo de la cuestión es el Memorándum de Entendimiento que el gobierno de Cristina Kirchner firmó con Irán, rechazado por las entidades de la comunidad judía que aún pugnan por su incostitucionalidad en la Justicia. En su denuncia contra la Presidenta y el canciller, el fallecido fiscal Alberto Nisman aseguraba que una de las condiciones a la firma del Memorándum había sido el levantamiento de los alertas rojos contra los acusados iraníes, pero el dato fue desmentido por Interpol. Argentina todavía sigue reclamando las detenciones de los sospechosos, tal como queda nuevamente demostrado con las cartas de Timerman de ayer.

“El Wall Street Journal tampoco se queda atrás. Le compite a Clarín”, escribió CFK. “Vahidi pasó de terrorista a general retirado (casi le hacen la venia). Y su participación en el atentado pasó de estar ‘confirmada’ (por eso criticaban a la Argentina por el Memorándum), a ser un ‘presunto rol’. Qué suerte tienen algunos. Los juzgan los diarios y los absuelven sus editores. Delicias de la real politik y las corporaciones mediáticas”, ironizó.

La Presidenta hizo hincapié en quienes pasan “de amigos a enemigos con mucha facilidad”. Que una cosa fue cuando Argentina firmó el acuerdo con Irán y otra es la mirada ahora que lo hace Estados Unidos, incluso “con fuerte oposición de un sector del Partido Republicano, con fuerte oposición del Estado de Israel. Que se opone enfáticamente e inclusive motivó un entredicho entre el presidente Barack Obama y el presidente Netanyahu”. Explicó que los cambios en los otros países eran en función de sus intereses, algo que aquí algunos preferían ignorar. “Ya se sabe: primero hay que oponerse. después hay que mentir, y después, cerca de las elecciones, si les conviene, cambiar”.

CFK concluyó recordando que no estaba en contra del acuerdo de Estados Unidos con Irán, que Argentina apoyó, y recordó que en unos días arranca el juicio por encubrimiento del atentado a la AMIA. “Todavía, a 21 años del atentado, no hay ningún detenido ni condenado. Las 85 víctimas y sus familiares siguen esperando. Verdad y Justicia”, cerró.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-278273-2015-07-30.html

Anti-Imperialista ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario