viernes, 31 de julio de 2015

Gatillo fácil racial en Cincinnati



Captura de pantalla del video de una cámara que llevaba el policía cuando disparó contra Dubose.
Imagen: EFE

El oficial de policía Ray Tensing, de la Universidad de Cincinnati, abrió fuego contra el automóvil que conducía Sam Dubose, luego de que el afroamericano de 43 años se negara a bajarse del vehículo.

Un policía norteamericano que mató a un hombre negro durante un control de tránsito en Ohio, en el nordeste de Estados Unidos se declaró inocente ayer. La jueza que interviene en la causa fijó una fianza de un millón de dólares para que el policía Ray Tensing, de 25 años, pueda acceder a la libertad condicional. En la breve audiencia, transmitida por televisión, el uniformado dijo poco y permaneció de pie ante la Corte, esposado. El oficial de policía de la Universidad de Cincinnati abrió fuego contra el automóvil que conducía Sam Dubose, luego de que el afroamericano de 43 años se negara a bajarse de su vehículo y después de decirle al policía que no tenía su registro de conducir durante un control de tránsito rutinario. Uno de los disparos impactó en la cabeza de Dubose y le ocasionó la muerte. Tensing se entregó a las autoridades esta semana tras ser acusado formalmente por el Ministerio Público por haber cometido homicidio. Si en el debate judicial se determina que es culpable del asesinato de Dubose, el policía podría ser condenado a cadena perpetua finalmente.

El fiscal del Condado de Hamilton, Joseph Deters, acusó a Tensing el miércoles de homicidio por cometer un acto que calificó sin sentido y motivado por la ira, según señaló. “El uniformado no estaba hablando con alguien buscado por asesinato, estaba hablando con alguien que no tenía matrícula del vehículo”, señaló Deters al anunciar los cargos contra el policía. “Nunca debería haber sido policía”, señaló el fiscal, quien presentó los cargos contra el agente tras una decisión adoptada en ese sentido por un gran jurado. “Es una muerte sin sentido y totalmente injustificada”, sostuvo el fiscal.

Los hechos tuvieron lugar el 19 de julio. Tras detener el automóvil de Dubose, ambos se enzarzaron en una discusión que acabó con el agente disparando contra el conductor por la ventanilla cuando, al parecer, éste puso de nuevo en marcha el vehículo. En un primer momento, Tensing declaró ante los investigadores del caso que había disparado contra Dubose después de que el hombre afroamericano intentara atropellarlo para darse a la fuga. Sin embargo, cuando se revisaron las imágenes de la grabación obtenida de la cámara que el propio agente llevaba adherida al uniforme, quedó en evidencia que la vida de Tensing no corrió peligro en ningún momento. De hecho, la grabación fue un elemento crucial para acusar al agente.

En la audiencia de ayer, que se celebró en el tribunal del Condado de Hamilton, parte del público presente en la sala empezó a aplaudir tras fijarse la fianza. “Esta es la sala de un tribunal”, llamó al orden la jueza Megan Shanahan, mientras Tensing, ataviado con una indumentaria de presidiario a rayas grises y oscuras, se limitó a inclinar la cabeza y a cerrar los ojos. Fuera del tribunal, familiares y amigos de Dubose se abrazaron, lloraron y exigieron una condena ejemplar para el policía. “Si este hombre no es condenado, también me pueden tirotear a mí en la cabeza”, comentó Kimberly Thomas, amiga del hombre muerto. Hasta el momento de los hechos, Tensing se desempeñaba como agente de policía de la Universidad de Cincinnati, puesto del que fue despedido debido al crimen.

La jueza Shanahan fijó el 19 de agosto como fecha de la siguiente audiencia. En tanto que el abogado del policía, Stewart Mathews, aseguró que hará todo lo posible para reunir el dinero de la fianza a fin de sacar a su cliente de la cárcel de Hamilton, donde el agente se encuentra recluido. Sin embargo, el abogado de la familia Dubose, Mark O’Mara, criticó a la magistrada por establecer una fianza. “Esto fue un asesinato sin justificación”, sostuvo el letrado.

El asesinato de este afroamericano a manos de un agente de seguridad blanco disparó nuevas dudas sobre el entrenamiento de los policías de la Universidad de Cincinnati, que mantienen un acuerdo con la ciudad para patrullar un campus por el que circulan más de 40.000 estudiantes.

Tensing se desempeñó como policía durante algo más de cuatro años, tras ingresar en 2011 en el cuerpo policial –a tiempo parcial– en Greenhills, un suburbio de Cincinnati de unos 3500 habitantes, casi todos de raza blanca. Según el diario El País de España, el asesinato de Dubose no es un caso aislado. La muerte en 2001 de un afroamericano a manos de la policía desencadenó varios días de violentas protestas en Cincinnati. De hecho, el caso de la muerte de Dubose es el último de una serie de episodios mortales protagonizados por fuerzas locales de policía de Estados Unidos y la comunidad afroamericana, que elevaron la tensión racial y volvieron a cuestionar las prácticas policiales en el país del norte.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-278301-2015-07-31.html

Anti-Imperialista ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario