domingo, 26 de julio de 2015

Kurdistán ¿otra revolución es posible?



Comité Solidario con los Pueblos de Kurdistán
¿Qué sabemos del pueblo kurdo, por qué nos solidarizamos con su causa?
Es un caso similar a muchos conflictos actuales, etnias y pueblos que sufren políticas represivas, también en su cultura, lengua, costumbres, política, vida intelectual.

¿Conocemos su historia?

El pueblo kurdo, con más de 40 millones de población en una región montañosa sin acceso al mar en Asia Menor, al norte de Oriente Medio y sur del Cáucaso, es, junto con los armenios, asirios, persas, acadios, caldeos, parte de los pueblos originarios de esa región donde nacen el Éufrates y el Tigris, los ríos de la Mesopotamia, cuna de civilizaciones. Hoy, centro de nuevas riquezas, petróleo y gas natural, además del agua. Fragmentados en varias partes, los kurdos, mayoritarios en la región, están la mitad en Turquía, y el resto en Irak, Irán, Siria, un pequeño enclave en Armenia y 4 millones en diáspora.

Medio Oriente estuvo durante siglos dominado por el Imperio Otomano centrado en Turquía, que comenzó a declinar al surgir y expandirse el capitalismo. En la Primera Guerra Mundial, británicos y franceses fomentan la rebelión árabe. sometidos por Turquía, aliada de Alemania.
Pero al fin de la guerra dan la espalda a la independencia de los kurdos y pactan con Turquía.

En 1908 el movimiento militar burgués nacionalista “Jóvenes Turcos”, derroca al sultán y crea una república. Bajo la consigna del “panturquismo” comete el genocidio del pueblo armenio (millón y medio de víctimas) y la persecución de otras minorías. Hay rebeliones tribales y 500 mil kurdos son asesinados.

En los 60 y 70, bajo influencia de la guerra de Vietnam y la guerrilla del Che, hay nuevas rebeliones. Surge el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), por los derechos del pueblo kurdo. Inspira su nombre y orientación en el Partido de los Trabajadores de Vietnam de la época. En 1980 hay un golpe de Estado en Turquía, un millón entre muertos, desaparecidos, y exiliados. Es el terrorismo de Estado. El PKK es declarado “terrorista” y la “organización más peligrosa del mundo” por Turquía, EEUU y la OTAN. Todavía hay 12 mil presos políticos kurdos, 600 son niños.

¿Qué es el confederalismo democrático?

En los 90, a partir de la caída de la URSS y el “bloque socialista”, el PKK comienza una revisión crítica de sus fundamentos. Abandona la estrategia de crear un Kurdistán estado-nación independiente, por la idea de “vivir con” en una sociedad democrática, laicista, pluriétnica y pluricultural, de comunas autónomas.

Su crítica al estado nacional clásico es:

1) Está basado en la dominación de una clase explotadora sobre las clases populares.

2) De un grupo étnico sobre otros.

3) El machismo.

4) La economía productivista sobre la Madre Tierra.

Abdullah Öcallan, referente histórico del pueblo kurdo preso en Turquía desde 1998, lo llama Confederalismo Democrático inspirado en Murray Bookchin (sociólogo anarquista) y su “Municipalismo Libertario”, en el movimiento zapatista en México y el Estado Plurinacional de Bolivia.

¿Por qué nos preguntamos si otra revolución es posible? ¿Qué pasa en Rojava?

Rojava es una región al norte de Siria, fronteriza con Turquía. A partir de 2012 se proclama una revolución llamando a todos los pueblos de la región a construir el Confederalismo Democrático en la práctica.

Es un modelo de autonomía, una estructura confederada de consejos, comités y asambleas en cada barrio, ciudad, distrito y cantón. Los niveles superiores coordinan las decisiones de las bases, con paridad entre hombres y mujeres en todas las instituciones. Desde el barrio a la administración cantonal, hay una co-presidenta y un co-presidente.

Esta propuesta alternativa a la modernidad capitalista explotadora, ha perturbado a las potencias imperiales que permitieron el ataque del Estado Islámico (ISIS) a Rojava.

El ISIS tiene 50 mil mercenarios fanáticos, de sectores medios empobrecidos, venidos de suburbios europeos, con la complicidad de Turquía. Defendiendo sus intereses económicos y geopolíticos, EEUU y la OTAN han conducido una campaña aparente contra el ISIS con grandes aspavientos mediáticos pero de hecho sin ninguna efectividad militar, permitiendo su avance.

Rojava está dividida en tres cantones: Kobane, Cezire y Efrin. Las YPG (unidades de defensa del pueblo) e YPJ (unidades de protección de la mujer – ya que en Kurdistán las mujeres padecían una doble esclavitud, del sistema y de los hombres) protegen a sus pobladores frente a grupos terroristas, las fuerzas militares turcas, y el ISIS.

Kobane, ciudad siria en la frontera con Turquía, resistió durante meses el asedio del ISIS con la complicidad del estado turco. En enero 2015 las unidades populares de defensa logran romper ese cerco y liberar la ciudad. A pesar de toda su inestabilidad, funcionan cerca de mil fábricas y plantas industriales de diversos rubros, molinos, una presa para agua potable, desarrolladas en forma de cooperativas. Están prohibidas las actividades contaminantes. Tienen claro que la paz es el camino, pero no hay paz sin democracia.

¿Qué queremos construir nosotros acá?

Para informarnos e informar a todos sobre los conflictos de esta región y estas nuevas experiencias de lucha, los invitamos a ver entre todos y en forma abierta cómo seguir adelante en nuestro proyecto, construyendo un Comité solidario con los pueblos de Kurdistán.




http://www.lahaine.org/mundo.php/kurdistan-iotra-revolucion-es-posible

Anti-Imperialista ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario