martes, 28 de julio de 2015

Medellín busca desaparecidos



Página12

Las excavaciones se iniciaron en un vertedero de escombros donde se presume habría restos de víctimas del conflicto armado. "Los restos estarán fragmentados y deteriorados por la acidez de la tierra", apuntó el fiscal.

Las autoridades colombianas iniciaron ayer en Medellín la mayor excavación forense del país para encontrar a víctimas de la violencia estatal y paraestatal que se presume están sepultadas bajo montañas de escombros, con el objetivo de llevar el tema a la Justicia. El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, asistió al comienzo del Proyecto La Escombrera, en el sector llamado La Arenera, uno de los vertederos de escombros de la Comuna 13, que durante décadas fue escenario de la violencia del conflicto armado y de la delincuencia común en la ciudad.

La Comuna 13, donde están ubicadas las célebres escaleras mecánicas de Medellín, siempre ha sido punto estratégico porque desde allí se conecta con la ruta que lleva a la región de Urabá, en la costa marítima, y por ende, camino necesario para el traslado de estupefacientes.


Es imposible saber cuántas víctimas de la violencia pueden estar sepultadas bajo los escombros, pero las autoridades calculan que pueden ser centenares. Según explicó el fiscal de exhumaciones de la Dirección Nacional de Justicia Transicional de la Fiscalía, Gustavo Andrés Duque Serna, en la primera fase de excavación forense entrarán a la zona con maquinaria pesada para empezar a remover 20 mil metros cúbicos de tierra. Luego un grupo de criminalística empezará una remoción más cuidadosa del terreno, una vez se encuentren más cerca del sector en el que, de acuerdo con las investigaciones preliminares, se podrían encontrar cuerpos. "Haremos hasta lo imposible para recuperar nuestros muertos", señaló Duque sobre las excavaciones. Aunque no pudo determinar con certeza el tiempo que demandará la excavación, porque están sujetos al clima y a la estabilidad del terreno, Duque manifestó que hay compromiso del equipo que participará en "encontrar, en un corto tiempo, los primeros indicios".


Las excavaciones se iniciaron en el denominado Polígono Uno, sector La Arenera de La Escombrera, donde se presume habría cerca de 50 personas, según Duque. "Seguramente, los restos estarán fragmentados y deteriorados por la acidez de la tierra", apuntó el fiscal.


Cristo señaló que las excavaciones llegarán hasta las últimas consecuencias en la búsqueda de la verdad y de las víctimas que están bajo los escombros. Agregó que el gobierno no se detendrá hasta que todos los familiares de los desaparecidos logren encontrar, identificar y sepultar a sus seres queridos. Y recordó que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, se comprometió a que en Colombia haya paz sin impunidad frente a hechos como los de La Escombrera y frente a la violencia generada. Asimismo, recordó que en la agenda de los diálogos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en La Habana, se discuten los derechos de las víctimas. Para Cristo, este acontecimiento tiene mucho que ver con la aprobación de la Ley de víctimas y restitución de tierras que lideró él mismo hace unos años en el Senado. Sobre la excavación, indicó que evidencia que la sociedad colombiana se compromete más con los derechos a la verdad, a la justicia y a la reparación y a las garantías de no repetición frente a las víctimas del conflicto en Medellín y en toda Colombia. La primera etapa de este proyecto de exhumación, en la que participan antropólogos forenses y otros expertos, necesitará de una inversión cercana a los 1000 millones de pesos (unos 350.000 dólares) e incluye la construcción de un mausoleo para las víctimas de La Escombrera.
El inicio de las excavaciones también se convirtió en espacio para que familiares de los desaparecidos expresaran su dolor. "Llevamos trece años luchando para llegar al proceso que hoy inicia. Esta es una gota de esperanza", dijo Luz Elena Galeano, líder de la organización Mujeres Caminando por la Verdad, que agrupa a 130 víctimas de la violencia en la Comuna 13.

En esa zona, escenario del conflicto que azota Colombia desde hace más de medio siglo, tuvieron fuerte presencia el Movimiento 19 de Abril (M-19), las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Luego tomaron control de la barriada diferentes unidades paramilitares, además de bandas criminales. Galeano opinó que este primer paso permitirá que el mundo se sensibilice y solidarice con este capítulo doloroso de la historia de Colombia y con el que se evidencia que la Comuna 13 es una fosa común. La presidenta de la asociación Caminos de Esperanza Madres de la Candelaria, Teresita Gaviria, señaló que el comienzo de las excavaciones es quizá "el proceso más importante que hemos vivido en la historia colombiana". Y consideró que las excavaciones permitirán terminar con la incertidumbre de muchas personas que creen que sus familiares están sepultados bajo los escombros. "Si esas montañas donde están las escombreras hablaran, nos dirían cuántos muertos hay. Allí está enterrado el dolor", sostuvo Gaviria.

http://www.desdeabajo.info/colombia/item/26921-medellin-busca-desaparecidos.html

Anti-Imperialista ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario