viernes, 17 de julio de 2015

“Unidad contra la dominación y el saqueo”



Evo Morales, junto a Hugo Yasky y el intendente Jorge Ferraresi, en el acto en Racing.
Imagen: Bernardino Avila

El presidente de Bolivia recibió el respaldo de la central sindical al reclamo de ese país por una salida al Pacífico. “Estamos en campaña para que el mar vuelva a Bolivia, pero nunca vimos esta convocatoria en apoyo”, destacó el presidente boliviano.


Por Ailín Bullentini


El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, agradeció “el gran apoyo” brindado ayer por la CTA de los Trabajadores “a una causa justa, a una reivindicación” como lo es la exigencia de ese país por una salida al mar. “Le decimos a Evo que queremos que el pueblo boliviano se reencuentre con su sueño y se abra paso hacia el Pacífico de la mano de la unidad de los pueblos de América latina”, sostuvo Hugo Yasky, el titular de la central obrera durante un acto que ayer organizó en el Microestadio de Racing Club de Avellaneda.

Acompañado por el titular de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo, Cristian Miño; el secretario adjunto de la CTA, Pedro Wasiejko, y el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, Yasky comandó el acto con el que la central obrera –también hubo manifestantes del Movimiento Evita, de Patria Grande y de agrupaciones bolivianas– expresó su respaldo a la campaña de Bolivia por recuperar una salida al océano Pacífico, en disputa diplomática con Chile. “En nombre del pueblo y del Estado Plurinacional, quiero decirles muchas gracias por este apoyo a una causa justa, una reivindicación. Estamos en campaña para que el mar vuelva a Bolivia, pero nunca vimos esta convocatoria en apoyo”, destacó el presidente boliviano desde el escenario del microestadio racinguista, espacio habitual de los actos de la CTA de los Trabajadores, y a pocos minutos de viajar hacia Brasil para participar de la cumbre del Mercosur.

“Estamos convencidos de que los pueblos de América latina están organizados sindical, cultural y políticamente, con principios y valores. Y de que cuando América está unida nunca la derrota el imperio”, puntualizó Morales. En ese sentido apuntó el mensaje de Yasky, quien lejos de confrontar con Chile por la discusión fronteriza en la que ambos países limítrofes de Argentina se disputan un tramo de la costa del Pacífico, tomó dos frases del poeta chileno Pablo Neruda y del ex presidente socialista de Chile Salvador Allende para comenzar su exposición. “A los que miran para otro lado, a los que creen que van a volver a poner en marcha la picadora del ajuste, a los que quieren discriminación o volver a perseguir personas por color de piel u origen, les decimos que no van a poder porque hay un pueblo que está de pie”, sostuvo el titular de la agrupación de trabajadores.

El acto de apoyo contó con la participación del embajador argentino en Bolivia, Ariel Basteiro; la diputada nacional por el Frente para la Victoria Liliana Mazzure, los legisladores porteños Gabriela Cerruti y Pablo Ferreyra y la historiadora Stella Calloni, además de varios sindicalistas, como el docente Roberto Baradel. La apertura estuvo a cargo de Ferraresi, quien “en nombre de los trabajadores y vecinos” de Avellaneda, le dio la bienvenida al jefe de Estado “hermano”. En representación de la Asociación Argentina de Actores, Juan Palomino recitó un poema de “obsequio” para Morales y Miño, por su parte, lo reconoció con una placa de parte de la CNCT. “Queremos que Bolivia se reencuentre con su sueño y se abra paso hacia el pacífico de la mano de unidad de América latina”, remarcó Yasky. “Me siento un trabajador argentino más”, agradeció Morales. En el marco de la unidad, el titular de la CTA recordó el “No al ALCA” que, hace diez años, un grupo de mandatarios y agrupaciones sindicales de la “Patria Grande” le dedicaron al entonces presidente de Estados Unidos George Bush en la Cumbre de las Américas de noviembre de 2005 en Mar del Plata: “Hoy estamos en la construcción de una etapa de unidad que surge desde abajo, a punto de cumplir diez años del rechazo al ALCA, cuando, Evo, estuviste ahí como representante de la resistencia de tu pueblo en compañía de Hugo Chávez, de Néstor Kirchner y con el pueblo en la calle. Si nosotros no hubiésemos tenido el coraje de esos presidentes y el respaldo de los pueblos de decir que no, hoy estaríamos viviendo lo que el pueblo de Grecia. Eso hay que defenderlo”.

Morales sumó argumentos en ese sentido. “Quieren dividirnos para dominarnos políticamente y robarnos económicamente. Pero fracasaron y van a seguir fracasando porque estamos convencidos de que la unidad de América latina seguirá dando una batalla contra la dominación y el saqueo”, advirtió antes de reconocer que quedó “sorprendido” del “perdón del papa Francisco por las ofensas” sufridas por Bolivia y América latina durante la colonización, dichos que el pontífice dedicó al pueblo del Altiplano durante su gira por la región, la semana pasada. “El Che era argentino. Tenía que ser argentino también el Papa que reivindicara la lucha de los trabajadores”, remarcó.




http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-277290-2015-07-17.html

Anti-Imperialista ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario