jueves, 6 de agosto de 2015

“Esto es política económica de la buena”



El avance del régimen previsional con la reestatización primero, y la movilidad después, permite llegar hoy a ocho millones de jubilados.
Imagen: Télam

El haber mínimo alcanzará el mes próximo los 4299 pesos. Se estima que en ocho de cada diez hogares hay más de un jubilado. La Presidenta destacó el valor de la ampliación de cobertura. “Es política económica de la buena, es inclusión y crecimiento”, destacó.

Por Tomás Lukin


Las jubilaciones aumentarán 12,49 por ciento desde septiembre. Cuando se implemente la segunda actualización automática del año, los haberes de más de ocho millones de jubilados y pensionados habrán acumulado una suba de 33,03 por ciento. Esa cifra supera el incremento promedio acordado en las principales paritarias y cualquier medición de la inflación. El haber mínimo pasará así a 4299 pesos por mes. La mitad de los jubilados cobra ese piso, pero en ocho de cada 10 hogares hay más de un haber jubilatorio. El aumento presentado ayer es el número catorce desde que entró en vigencia la Ley de Movilidad Jubilatoria. El anuncio estuvo a cargo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. En una intervención donde cuestionó a la oposición y a los medios (ver aparte), la mandataria destacó el impulso al consumo que representarán los 174.817 millones de pesos adicionales de inversión social.

Con el incremento automático informado, la jubilación mínima será veintiocho veces mayor que la de comienzos de 2003. Durante los últimos siete años en los que la actualización se hizo en base al índice de movilidad jubilatoria, el haber mínimo se multiplicó cinco veces. El incremento anual del 33,03 por ciento es el segundo más alto, superado por los guarismos de 2011. Esas mejoras estuvieron acompañadas por una significativa ampliación en la cobertura del sistema previsional. La mitad de las jubilaciones y pensiones que se pagan en la actualidad fueron incorporadas como resultado de los planes de inclusión previsional. Hoy 97 de cada 100 personas en edad jubilatoria tienen cobertura.

“Lo nuestro no es una política judicial ni una cuestión aleatoria, es una cuestión de convencimiento de cómo deben ser reconocidos los jubilados y de inyección al mercado de consumo”, expresó la mandataria al precisar que calculando la movilidad previsional con el índice propuesto por la oposición (e incluso algunos legisladores oficialistas) en 2009 o la fórmula establecida en el fallo Badaro de la Corte Suprema, las mejoras hubieran sido inferiores.

A partir de septiembre la jubilación mínima pasará a representar el 76,9 por ciento del salario mínimo vital y movil. Si bien la relación entre ambas variables será levemente inferior (70 por ciento) cuando se termine de implementar la mejora del piso de ingresos para los trabajadores registrados (en enero del año próximo), el indicador exhibió una fuerte recomposición desde el 62 por ciento exhibido en 2009. “En 2010 se vetó la ley del 82 por ciento móvil para la mínima porque era una irresponsabilidad que podría haber llevado a la quiebra al sistema previsional, ya que no contemplaba fuentes de financiación”, recuerda un documento difundido ayer por el organismo que conduce Diego Bossio, donde cuestionan las propuestas realizadas por algunos precandidatos presidenciales (ver aparte).

Desde el organismo previsional aseguran que la actualización observada en el haber mínimo representa una mejora en el poder de compra de los jubilados. Comparado con el índice de precios que difunde un grupo de legisladores todos los meses, el aumento de la jubilación mínima es 23,6 por ciento superior. Si bien la mínima de 4299 pesos es abonada a más de la mitad de los jubilados, el 78,2 por ciento de los hogares que cuenta con un ingreso previsional percibe más de un haber mínimo. La jubilación media alcanza los 7622 pesos por mes. Por su parte, el haber máximo pagado por el sistema llegará a 31.495 pesos mensuales aunque, según advirtió CFK, “en Argentina hay gente que cobra por sentencia judicial más de 200.000 pesos por mes”.

“La inversión total de Anses representa el 9,7 por ciento del PIB, la inclusión social no es beneficencia o caridad, es política económica de la buena porque es conveniente para el crecimiento del país y sus empresas”, afirmó ayer la Presidenta que destacó el desempeño del Fondo de Garantías de Sustentabilidad de Anses. Durante su intervención por cadena nacional reprochó el intento del diputado nacional por la UCR Manuel Garrido para evitar que presente el incremento de las jubilaciones, por considerar que violaba la veda electoral (ver aparte).

La sustentabilidad de un sistema previsional universal requiere de la creación de empleo registrado para sumar aportantes. Pero los pagos que realizan los 9,3 millones de trabajadores aportantes representan solamente el 56,5 por ciento de los ingresos de la Anses. El 43,5 por ciento restante del financiamiento necesario para sustentar el sistema proviene de la recaudación de impuestos, entre los cuales figuran tributos como el IVA, que pagan desocupados y asalariados no registrados.

La Anses indicó que las nuevas jubilaciones otorgadas en junio, sin computar a quienes utilizaron la moratoria, exhibieron un haber promedio de 12.160 pesos. Ese haber corresponde a asalariados con una remuneración media de 16.576 pesos mensual durante el último semestre en actividad, por lo que la jubilación representa en promedio el 77,7 por ciento del salario como activo de esos individuos.

http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-278753-2015-08-06.html

Anti-Imperialista ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario