lunes, 3 de agosto de 2015

La policía carioca en la mira



AI cuestiona a la policía y al sistema de justicia penal.
Imagen: efe

A casi un año de la realización de los Juegos Olímpicos en Río, Amnistía Internacional señala que “una policía que deja miles de muertos” entra en contradicción con los valores olímpicos de amistad, respeto, excelencia.

Amnistía Internacional (AI) quiere llamar la atención sobre muertes provocadas por violencia policial en Río de Janeiro. A casi un año de que la ciudad carioca sea sede de los Juegos Olímpicos de 2016, AI difundirá hoy un informe, “un retrato bastante detallado de una situación que sucede en Río de Janeiro, pero que se repite en otros estados del país”, adelantó la coordinadora de Campañas de Amnistía Internacional en Brasil, Rebeca Lerer. “Después de lanzar la campaña aquí en Río, la idea es ir a Brasilia, San Pablo, Salvador y otras ciudades, para promover la discusión con autoridades, entidades de la sociedad civil y familiares de víctimas”, completó la activista.

En la acción de ayer en el Aterro de Flamengo, cerca de medio centenar de personas, entre activistas y voluntarios, pedalearon sobre bicicletas que generaban energía para alimentar un equipo de proyección en el que se pasó un documental en pantalla gigante. El video puso en cuestión la puesta en marcha en los Juegos de Río de Janeiro 2016 de valores olímpicos. “El mensaje principal de los Juegos son los valores de amistad, de respeto, de excelencia, y lo que estamos cuestionando es si la ciudad está preparada realmente para recibir los Juegos y honrar esos valores cuando uno convive con una policía que deja miles de muertos”, apuntó Lerer. Para la activista, su institución está promoviendo ese debate porque “Río también debe prepararse desde ese punto de vista, con una policía más responsable, que respete la ley, y con una reducción de la violencia en general”. Mientras los activistas pedaleaban, informaciones generales sobre muertes provocadas por acciones policiales eran exhibidas en la pantalla. El informe es resultado de nueve meses de investigación que recopiló datos oficiales, estadísticas del Gobierno y documentos específicos de los casos relatados, como informes de investigadores y entrevistas con más de cincuenta personas, entre especialistas, testigos y defensores de derechos humanos.

La organización de derechos humanos señaló el mes pasado que la persistente falta de investigaciones efectivas sobre la desaparición forzada de 11 jóvenes de una favela de Río de Janeiro hace 25 años y el brutal asesinato de la madre de uno de ellos, que buscaba justicia, muestran claramente el terrible estado del sistema de justicia penal de Brasil. Ocho menores de edad y tres jóvenes de la favela de Acari, en Río de Janeiro, fueron secuestrados por un grupo de hombres que se identificaron como agentes de policía el 26 de julio de 1990. Ninguno de ellos fue vuelto a ver.

“La tragedia de Acari es consecuencia de problemas profundamente arraigados en el seno de las fuerzas policiales de Brasil y de un sistema de justicia penal que no cumple su cometido. El hecho de que nadie sepa todavía lo que ocurrió, un cuarto de siglo después de que 11 personas fueran objeto de desaparición forzada, lo dice todo del estado de los derechos humanos en Brasil”, afirmó Atila Roque, director de Amnistía Brasil

http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-278530-2015-08-03.html

Anti-Imperialista ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario