jueves, 3 de septiembre de 2015

CUBA: Pensamiento de izquierda, revolucionaria y socialista cubano del siglo XXI – Parte III (final).




Fragmentos de la entrevista concedida por el politólogo Carlos René Cabadilla Díaz, al Canal de Video Cargue Digital del pensamiento de izquierda, revolucionaria y socialista cubano del siglo XXI – fecha 17/06/2015.

Conductora: Espera Carlos, vamos a detenernos aquí, creo necesario referirnos al análisis integral, exhaustivo y honesto que debió hacerse de los desaciertos y grandes errores cometidos por otros y por nosotros mismos, hablabas de la caída del Campo Socialista y de La URSS, esto constituye una de las interrogantes que vaga en pena por los círculos de revolucionarios no solo en Cuba sino en América Latina. ¿Crees ciertamente que el quid de la cuestión haya estado en la supuesta traición liderada por Gorbachov?, ¿Que me puedes decir sobre esto?

Carlos: Cuando me referí a este punto hable de la necesidad de nosotros los revolucionarios y socialistas de analizar los errores que nos han llevado a descalabros de envergadura, como la caída del Campo Socialista y de la URSS, y de la situación crítica que ha llevado al proceso revolucionario cubano al borde del abismo como dijera el propio Raúl Castro.

Si un día entendimos que había sido correcto que Marx hubiese hecho aquellos análisis de las causas que condujeron a la derrota de Los Comuneros, de aquel primer intento de los trabajadores parisienses de tomar el cielo por asalto, me refiero a La Comuna de Paris allá por 1871, y luego lo estudiábamos porque sin dudas eran experiencias para que no se cometieran los mismos errores, no nos podemos explicar cómo hoy nuestros dirigentes resuelven tan fácil la explicación de las causas de la caída del Campo Socialista y de la URSS con que Gorbachov era el único culpable porque había conminado a un grupo a la traición.

Esto no es serio, más que eso es un disparate, y más todavía, insulta la inteligencia de los pueblos, es manipulación querer hacer una verdad con lo que a todas luces es una gran mentira, no estamos hablando de pandillas estamos hablando de procesos sociales que desde luego se concibieron gobernar por la burocracia como una pandilla y no como una nación que construía el socialismo, no es serio decir que hemos sido leninistas y no sabemos nada de Lenin, o por lo menos lo fundamental, hubiese sido mejor la verdad, haber dicho que no queríamos estudiar a Lenin porque nosotros nos creíamos superiores a él, y que al final nos dimos cuenta que éramos, unos incultos en materia de socialismo.

Lenin fue un ser humano y cometió errores, pero tuvo el civismo de darse cuenta y reconocerlo, yo no tengo tiempo aquí para dedicarlo a este tema únicamente, pero tendremos que buscar el tiempo porque es importante concretizar en esto. Lo que no es honesto decir que nadie sabía cómo hacer el socialismo; lo cierto es que se establecieron normas que no se han cumplido aún aquí, normas sacadas de los propios errores de La Revolución de Octubre, de la honestidad de su guía y gran líder internacional, me refiero a Lenin, además existían bases científicas elaboradas por Marx y Engels, que no dieron direcciones exactas pero crearon códigos que llevaban a Roma a cualquier desorientado con interés.

Ahora todo lo echan en un saco donde los meten a ellos también, porque sencillamente los de aquí no lo hicieron porque no les dio la gana de intentarlo con todas esas bases y todas esas experiencias, y estoy refiriéndome con relación a Marx y Engels que sus escritos se conocían desde mediados del siglo XIX, y en el caso de Lenin y La Revolución de Octubre al año 1956, año en que después de celebrarse el XX Congreso del PCUS, su Secretario General hizo las críticas correspondientes a Stalin, y salieron a la luz casi toda la verdad escondida hasta entonces sobre La Revolución de Octubre y sobre la lucha de Lenin.

Cabría preguntarse entonces ¿Cuándo se declaró el carácter socialista de La Revolución Cubana, en que forma de Socialismo se estaba pensando? ¿Acaso se pretendía darle en la cabeza al Gobierno Norteamericano de entonces o la idea era someternos a un experimento? ¿Por qué no escudriñaron en estas cosas tan importantes? ¿Se puede ser Obispo Católico sin conocer La Biblia? Para mi está muy claro que no hubo el menor interés, reflejo de lo último que ha pasado. ¿Cómo se puede decir que nadie sabe cómo hacer el Socialismo si no se ha intentado hacer con todas las herramientas con que disponíamos? ¿Cómo se puede desperdiciar el apoyo que le dio este pueblo a la construcción del Socialismo, por la confianza depositada en la dirección de La Revolución, aun sin conocer ni papa de Socialismo? Si nuestros dirigentes son en realidad más valientes que las cabezas imperiales, deben pedirle perdón a este pueblo por este desastre irresponsable, y luego valdría la pena exigirle a los EEUU que le pidiesen perdón al pueblo de cuba por los daños causados por el bloqueo.

Ni siquiera se han tomado las experiencias nuestras, se vuelven a los caminos ya trillados como de comienzo de algo nuevo, hemos ido ahora al perfeccionamiento de lo mal hecho, de lo que nos ha llevado a la derrota ¡Vaya jefe que constantemente conduce a sus subordinados a la derrota!volvemos a la empresa estatal como centro y Lenin después de “chocar con esa piedra” se desgañitó diciendo que el sistema de cooperativistas cultos era el socialismo.

Todo esto es preocupante porque haciendo un recuento nos damos cuenta que nuestros dirigentes no eran leninistas, porque usted no puede ser leninista si no estudia lo que ocurrió durante los años más duros de Lenin y el poder soviético, si tú has leído algo del magnífico informe al undécimo congreso del Partido que elaboró Lenin, este fue leído el 27 de marzo de 1922 (aclaro, yo no tengo memoria de elefante, lo que sucede es que estuve estudiando y tomando notas de estos escritos leninistas hace pocos días), te darás cuenta de que muchos de los errores que hemos tenido en nuestro país, en los intentos de construir el socialismo, habían sido descubiertos por Lenin en el año 1922, son muchas cosas idénticas, tú te preguntas a veces si Lenin estaba hablando de Cuba o de Rusia, y entonces no puede ser que lo hayan estudiado, hicieron lo mismo que con Marx y con Engels, ahora quieren hacer lo mismo con Gorbachov.

Entiéndase que no estoy diciendo que a Gorbachov haya que estudiarlo para buscar aportes al socialismo, estoy diciendo que hay que estudiar todo lo que venía pasando desde el segundo semestre de 1923 en que Lenin comenzó a agravar hasta los días de hoy, y Gorbachov que cometió unos cuantos errores no fue el causante de aquella desgracia.

Una gran nación como la URSS con más de 11 millones de militantes del PCUS, era imposible que fuese traicionada por un solo hombre de un día para otro que no es Dios, el pueblo Soviético era un pueblo valiente, luchador tanto en los campos de batalla de la Segunda Guerra Mundial como en una intensa y desgastadora lucha por realizar el sueño socialista traicionado por “la labor de zapa” de la burocracia que formaron los estalinistas, hay que ver como soportaron todos los experimentos diabólicos a que fueron sometidos a partir de la muerte de Lenin en enero de 1924, hay que ver con que fiereza y resolución defendieron La Ciudad de Stalingrado, aquella batalla del Arco de Kursk, el avance y toma de Berlín, etc, un pueblo así no lo podía traicionar un individuo de un día para otro, ninguna persona con raciocinio se ha creído eso.

Yo no voy a hacer citas de alguna persona respecto a esto, voy a decir lo que mi mente y mi corazón lanzan hacia afuera a través de mis propias palabras, “Usted puede seducir e inocular el veneno en determinados momentos pero si la victima logra salvarse, ya no la podrá engañar más”.

Un día nos dijeron: Hemos hecho una revolución más grande que nosotros mismos Y estaban muy claros en esta idea, lo que no supieron hasta donde era la grandeza, yo siempre pensé que sí, que ese mérito en materia de revolución ético-social no se le podía negar, que había sido colosal, al punto tal que ellos no se han dado cuentas que prepararon a muchos cubanos para que nadie los pudiese engañar, y eso es parte de lo que ha sucedido.

Por supuesto rápidamente nos pusimos en guardia porque sabíamos que la razón de ese “Tete” que nos querían poner era que en Cuba estaba pasando lo mismo y que ellos sabían que hacer un análisis como Dios manda significaba un auto retrato, la historia en corto tiempo nos dio la razón casi que ellos han reconocido todo, lo único que él o los culpables no tienen nombre todavía, y peor aún, no desean arreglarlo.

Todos sabemos que eso fue el resultado de un largo y tortuoso proceso de deformaciones que no fue de un día para otro, que no tuvo nada que ver el imperialismo en eso, que comenzó cuando Lenin padecía enfermo, e incapacitado, allá por 1923, y que fue carcomiendo los más nobles ideales que se concibieron en aquellos tiempos, cuando él propiamente recapacitaba de sus propios errores, cuando afloraban en su mente las ideas que muchas veces le había negado a Rosa Luxemburgo y que poco a poco se fue dando cuentas que ella estaba en razón.

Todos sabemos que el protagonista de todo este descalabro fue Stalin, este señor hundió el socialismo en su versión más completa noble y humana, quien de acuerdo con sus seguidores cancelaron La Nueva Política Económica pensada y ganada democráticamente con mayoría abrumadora por Lenin en el seno del Partido Bolchevique quien se había dado cuenta por los grandes problemas económicos que enfrentaban y la falta de capacitación de los cuadros del partido que iba a ser la concepción que más se acercaba al camino del socialismo.

Conspiró en contra de sus propios compañeros de lucha hasta lograr establecer un gran poder único, dando riendas sueltas a sus características de hombre sádico, criminal, ser de corazón frio, desapareció el concepto de democracia en el partido y en la sociedad, comenzaron una política caprichosa en la economía, y establecieron como política cultural un régimen de vida policial, inseguro y tensionado, en la década de los años 30 le dio la estocada final a aquel intento grandioso que se gestaba, cuando asesinó a miles de compatriotas y a otros los encarceló, inclusive hombres fieles a la causa, cuando llevó a cabo la colectivización forzosa, y lo peor lo logró al pasar el tiempo, cuando dejó impregnado como no se impregnan las cosas buenas, aquella cultura del totalitarismo que ha caracterizado los demás intentos de edificar el socialismo y ha puesto en situación desventajosa al socialismo como alternativa.

Nosotros hoy conocemos con mucha certeza cuales han sido los motivos, y como te dije comenzaron cuando Lenin padecía enfermo, pero aún están vivos esos motivos, y todos los aspectos negativos que he venido mencionando y los que continuare exponiendo en esta entrevista conforman la nómina de los motivos de la caída del Campo Socialista, de la URSS, y han sido en gran parte también la causa de todo el desastre nuestro.

Si algo debemos reconocer con justeza los revolucionarios y los que hoy luchamos todavía por un Socialismo, es la claridad política y la proyección de futuro que tuvo Rosa Luxemburgo, a la que los mismos revolucionarios criticaron porque era “de línea blanda”, y “estaba equivocada” en algunas de sus concepciones ¡Que falta de comprensión ante una persona de tan aguda inteligencia y humanos sentimientos! ¡Qué equivocados estaban los que no la comprendieron! Sus ideas fueron también apartadas.

No sé si he podido esclarecer lo que me preguntaste, se puede hablar mucho más, pero siento que ya no alcanza el tiempo, les recomendaría a los interesados que buscaran y se leyeran un libro editado porEl Instituto Cubano del Libro con la editorial de ciencias sociales de Cuba titulado “La Ultima Lucha de Lenin” (Discursos y escritos 1922-1923), es un libro magistral y a la vez constituye una primicia en información hasta hoy desconocida por el pueblo de Cuba, con muchos elementos de cómo comenzaron los problemas que fueron conduciendo al abismo aquella gloriosa revolución, y sus responsables, y después entonces se desencadenó lo de Stalin que había comenzado en su “quinta columna” en contra de Lenin desde su convalecencia.

No sé si pude satisfacer las expectativas al respecto quizás en mi afán de enfatizar he resultado reiterativo en algunos casos, pero aun así creo que será conveniente. Lo cierto es que te di mis puntos de vistas resultado del análisis que ya había hecho sobre estos sucesos históricos, hace algunos años; los revolucionarios serios, responsables, profundos en su manera de pensar tendrán que haber hecho sus análisis sobre esta situación, con más o menos elementos, más o menos acertados, con mayor o menor realismo, pero lo que es inaceptable es que te den un bocado de comida y tú te lo comas sin saber qué es lo que estás comiendo.

Y aunque no me lo preguntas. para mí en China no hay Socialismo y Vietnam va por el mismo camino. El Socialismo no lo define el mando de un Partido comunista. De eso hablaremos en otra ocasión.

Conductora: Háblame más del tema democrático, que yo sé que tienes grandes inquietudes con esto.

Carlos: Este tema de democracia es algo parecido al punto anterior, es un tremendo miedo, toda esta gente que se quiso entronizar en el poder, inventó todo el cuento de que “Nosotros somos los grandes líderes que el pueblo necesita, y sin nosotros todo se va abajo”, además de que“tenemos al enemigo muy cerca y los únicos capaces de pararlo somos nosotros”.

Reflexiona sobre el sentido de lo que te enuncié como democracia, ahí está todo lo que no hicieron los demás, y lo que no hemos hecho nosotros tampoco, luego nuestros dirigentes le buscan la explicación, le dan la vuelta y todo queda supeditado al enemigo y a una forma “muy original” de ellos hacer las cosas, se escondieron detrás del modelo estalinista que contemplaba el poder eterno, pero en realidad ellos nunca comprendieron la magnitud de lo que perseguía el socialismo, estaba muy por encima de todos nosotros inclusive.

Cristo fue uno de esos hombres que lucharon para esta idea que en aquel entonces no se llamaba socialismo pero sus principios eran los mismos y sus ideas se hicieron universales, los cuatro evangelios del nuevo testamento, me refiero a La Biblia coinciden en esto que yo les digo, habría mucho que beber de la obra de Cristo creamos o no en el cómo ser sobrenatural, si existió como hemos existido los demás hay que retomarlo y si existe en otra dimensión habrá que venerarlo, lo fundamental no es averiguar si existe o existió Cristo, lo fundamental es el contenido de su obra que ha sido grande y trascendental. En uno de los capítulos del libro que yo hice sobre Chávez, expliqué más detallado esto.

La verdadera democracia es la que acoge todas estas ideas socialistas, y las entrelaza, las concatena en función siempre del sujeto, de la sociedad, en interés únicamente del pueblo, por eso cuando se trabaja en interés únicamente del pueblo, cuando no existe ni una sola cosa que pueda ensombrecer esta idea, la sociedad se siente cómoda, complacida, en transparencia, satisfecha y sobre todo dueña de sí misma, por eso aunque parezca ridículo decir esto por todo el desastre al que le han llamado socialismo, por esa mascara antidemocrática que han hecho ver como socialismo, aunque puedan pensar que es paradójico, yo afirmo que únicamente habrá real democracia con el socialismo. 

Entiéndase que me refiero a este socialismo que yo concibo, que por haber vivido este proceso revolucionario en Cuba, veo perfectamente posible acometer, sin miedos, sin temores, sin resquemores de ninguna índole, porque esta forma en que se relacionaría El Estado con tendencia a extinguirse con la sociedad, permitiría hacer lo que el pueblo manda y pudiera estar gobernando “Cheo Belén Puig” del partido de “los enredadores”, que la sociedad estaría organizada con un estado, y un supremo poder del pueblo bajo principios socialistas aunque inclusive no le quisieran llamar así, y “Cheo Belén Puig” podrá proponer, arreglar, cambiar, enmendar, tratar de confundir, pero a la hora de ejecutar lo tendrá que hacer en los marcos de la conveniencia del pueblo que tiene una constitución que sirve a sus intereses, que se traduce en su poder, porque si la viola no se lo aprobarían.

Nosotros todos hemos sufrido estas cosas porque nos hemos dado cuenta que Cuba hubiese sido el país ideal para llevar a cabo estas ideas, para habernos transformado en lo que había soñado Martí y más allá, sin embargo sentimos como se van descarnando estas ilusiones, y yo no he inventado esta posibilidad, esta posibilidad está concebida desde que el mundo es mundo pero ya lo decía, el poder sin frenos lo destruye todo, y ese freno es la democracia.

Es un problema de esencia, y no de normas, es como cuando en una ocasión usted comió algo muy rico que tenía la marca Nestlé y luego se encuentra eso mismo con otra marca porque se terminó la Nestlé y sabe igual o mejor, usted no lo va a rechazar porque no sea Nestlé, porque lo que usted busca es el sabor y la calidad llámese como le quieran llamar, y si lo rechaza, usted está enajenado y fanatizado, usted no busca lo que dice buscar entonces.

Lo que no puede suceder es que los propios gobernantes que se auto titulan socialistas se consideren dioses y pongan y quiten a los que a ellos les dé la gana y luego digan que fue consultado con el pueblo, lo que no puede suceder es que le llamen consulta con el pueblo a lo que ya está “pre-cocinado”, y la mayoría de las veces aprovechándose de un pueblo que no conoce la esencia de lo que se discute y le dicen que voten por eso que es bueno y la mayoría de las personas han votado por algo que no conocen, y lo hemos visto en materia de economía y de beneficios para los trabajadores, y entonces detrás viene la coletilla de que, no importa, hay que tener confianza en los dirigentes.

En el caso de las elecciones en nuestro país es como un monólogo, un juego de muchachos, usted elige en la base, que en muchos lugares tampoco lo puede hacer muy libremente, porque los compañeros del partido tienen su gente preparada para nominar al que tienen previsto, y después a partir del municipio ellos se las arreglan sin el pueblo, ya vienen las candidaturas elaboradas, y los dictámenes, hasta la nación donde este es el único país, amén de las monarquías, donde el pueblo no elige en las urnas a su presidente.

Y de lo demás, para que vamos a seguir hablando, usted sabe que no se eligen a los directores de empresas, a los jefes de talleres, a los directores de cultura, a los jefes y funcionarios en general, eso mismo es lo que hace el capitalismo para burlar al pueblo, es como el toque de una “trompetilla” permanente.

Los más viejos lo ven normal pero saben que hay problemas porque notan que ellos como ciudadanos no son escuchados en la práctica, pero les pasa como a nuestros ancestros que buscaban en los dioses lo que hoy la ciencia explica.

Y no me refiero a que al director de cultura de un municipio lo lleven a las urnas a nivel nacional, pero hay que llevarlo a la votación de todos los que son trabajadores de la cultura de ese municipio, y así con las demás funcionalidades.

Cuando usted discute con algún fanático callejero, y no le puede rebatir lo que usted le argumenta e inclusive el sufre como ciudadano, él le responde: bueno no es perfecta pero es mejor que la de los Estadounidense, es como una válvula de salida a la vergüenza y esta válvula de salida ha sido inculcada como una cultura política por el Estado-Partido-Gobierno cubano; sin embargo todos sabemos que nosotros no queremos la falsa democracia estadounidense, donde para llegar a presidente del país hay que poseer millones de dólares y otras “murumacas” más pero tampoco queremos la falsa y engañosa democracia cubana, queremos la socialista, la que le de oportunidades a todos por igual, la que suprima las elites y los cargos vitalicios, la que aborrezca a los “sargentos políticos” (viejos que usted ve levantados desde las 03:00hs de la mañana en los colegios electorales y cuando usted llega lo miran como atemorizándolo), la que no contemple a “los famosos”, sino a los talentosos, a los humildes, a los capaces, a los que no mienten, a los honestos, donde un negro, una mujer, un homosexual salga electo porque se lo ha ganado y no por mejorar los % de negros, mujeres o de homosexuales.

¿Ves?, ¿Te das cuenta?, pudiésemos estar hablando la noche entera, por lo visto cada punto tocado por mucho que uno lo trate de simplificar se hace extenso, no sé ¿Qué te parece?

Conductora: Si extenso pero muy necesario, porque cuando te oigo hablar, es como si pensáramos en el paraíso, en ese mismo paraíso que soñaron Marx y Engels y que aparece en una de las estrofas del himno de La Internacional comunista, recuerdo que decía algo así como: “La Tierra será el paraíso más bello de la Humanidad”.

Ya estamos concluyendo, pero necesito que tomes aire y te dispongas a llegar al final de esta entrevista que te aseguro que va a tener repercusión.

Conductora: ¿Estudias mucho a Martí?

Carlos: Si, fue un hombre increíble, abarcador, profundo, muy seductor, muy inteligente, muy capaz, con mucho tacto, un revolucionario excepcional para su tiempo y con una característica especial que hizo del un hombre muy difícil de manipularle sus ideas a pesar de que tanto nuestros enemigos de la derecha como la burocracia mienten sobre sus ideas y argumentan sus mentiras con una estupidez increíble. Te decía esto porque todo lo dejo´ muy claro, no cabía la interpretación o la duda y estos individuos lo han querido interpretar a su manera, una de las cosas que está más clara fue su discurso en el liceo cubano de Tampa, el 26 de noviembre de 1891, que fue reproducido con el nombre de “Por Cuba y para Cuba”, este es el discurso donde aparece la famosa frase, cito: “Y pongamos alrededor de la estrella en la bandera nueva, esta fórmula del amor triunfante: “Con todos y para el bien de todos”, fin de la cita.

Esta frase ha sido manipulada inescrupulosamente, he visto hasta compañeros del grupo cubano de estudios martianos diciendo, cito: “Quiso decir con todos y para el bien de todos los buenos cubanos”, esto es una mentira desfigurante y sucia usada en interés de resguardar intereses de un grupo, porque ¿Quién es el responsable de escoger a los buenos cubanos? Solo hay que darle a leer a todos los cubanos ese discurso y que después voten por lo que ellos crean y verán los resultados, como en todo el discurso hizo hincapié en que se debía contemplar la manera de pensar de todos los cubanos los que tenían los mismos derechos, y que no cabía pensar que había querido decir “Con todos y para el bien de todos los que nos diera la gana a nosotros”.

Te voy a leer unas palabras de ese mismo discurso para que tú puedas sacar tus conclusiones de esa intervención en su conjunto y no de palabras aisladas, cito: Levántese por sobre todas las cosas esta tierna consideración, este viril tributo de cada cubano a otro. Ni misterios ni calumnias, ni tesón en desacreditar, ni largas y astutas preparaciones para el día funesto de la ambición. O la república tiene por base el carácter entero de cada uno de sus hijos, el hábito de trabajar con sus manos, y pensar por sí propio, el ejercicio integro de sí, y el respeto, como de honor de familia, al ejercicio íntegro de los demás; la pasión, en fin, por el decoro del hombre, o la república no vale una lágrima de nuestras mujeres, ni una gota de sangre de nuestros bravos. Para verdades trabajamos, y no para sueños. Para libertar a los cubanos trabajamos y no para acorralarlos. Fin de la cita. El que no entienda esto, o diga que hay que hacer una buena interpretación, o no sabe español o ha perdido la vergüenza.

Créeme que te pudiese estar hablando largo rato de Martí, soy un apasionado de sus escritos, de sus virtudes revolucionarias, de su anti caudillismo, de su antimilitarismo, de su modelo de república, de su antiimperialismo, y no era tan blandito como muchos quisieron hacer creer, era si compasivo, decente, honesto, justo, y con un sentido de la vida que negaba el egoísmo y la ambición, lo que sucede es que querían gobernar a este pueblo como mandaban los campamentos militares y entonces tuvo sus discrepancias con Máximo Gómez por esto, se lo dijo así en una carta, y luchó tanto porque esto no ocurriera como por el antiimperialismo, y desde luego el hecho de que en aquella época Máximo Gómez y Maceo no hubiesen tenido las cualidades, la lucidez y la virtud de ser hombres visionarios que él tenía no los desacredita ni les resta méritos, pero hoy si, hoy ya conocemos como deben ser estas cosas demasiado bien, somos mayores y casi todos hemos “dormido en literas” y no caben ni errores ni confusiones y mucho menos manipulaciones que no estén amparadas por intereses mezquinos. 

Bueno hasta aquí con Martí, y la libertad porque no quisiera entusiasmarme con este tema del que nunca quisiera finalizar, estoy dispuesto para en otra ocasión tratarlo.

Conductora: ¿Consideras tu que las diferencias, ya abismales, entre los fundadores de La Revolución Cubana y ustedes La Nueva Izquierda Revolucionaria y Socialista Cubana, puedan ser un producto del típico conflicto generacional? Y cuando los menciono a ustedes les sumo a los jóvenes, a ver Carlos, ¿Me entiendes lo que busco?

Carlos: Perfectamente, y si no me detienes y la reformulas.

Primero que todo comenzaré aclarando que nosotros y los jóvenes coincidimos en muchas de las nobles ideas, en las formas civilizatorias, en los errores que se cometen, y muchos entienden que es posible intentar un socialismo mejor pero no son la mayoría los que creen que existe otra oportunidad.

Ahora bien, no lo creo así, siempre entre las viejas generaciones y las nuevas existirán algunas diferencias, que más tienen que ver con la manera de hacer las cosas, con el consumo, con la moda, con la música, con las formas de vida modificadas por los adelantos científico-tecnológicos, pero nunca con las esencias de los sentimientos humanos, pudiera decirte en orden:

A.- Nosotros los que luchamos junto a La Nueva Izquierda, estamos más cerca desde el punto de vista generacional de los viejos fundadores de La Revolución, que de los jóvenes que nos siguen, y sin embargo no concordamos con los que estamos más cerca.

B.- Los conceptos del socialismo científico no fueron inventados ni por nosotros, ni por los jóvenes de hoy, son más antiguos que los fundadores de la Revolución y están vigentes.

C.- Nosotros estamos menos apegados en materia de socialismo a los fundadores de la Revolución que a Carlos. Marx, a Federico Engels, a Lenin, a Rosa Luxemburgo, a Gramsci, etc, que son menos el último, todos del siglo XIX.

D.- Estamos muy lejos también de la generación del Héroe Nacional, José Martí, y puedo decirte que no hemos encontrado un solo motivo de discrepancia hasta hoy, y eso es muy difícil que suceda, porque nosotros por ejemplo tenemos discrepancias con algunas ideas de Lenin y de Marx también aunque coincidimos en lo fundamental.

Si tuviese tiempo para pensar es posible que pudiese enumerarte más evidencias, pero lo fundamental radica en que ellos han cometido grandes errores, no los han querido reconocer aunque están consciente, y por otra parte ni siquiera discretamente han comenzado a rectificar, mire usted para que vea que barbaridad, están perfeccionando el desastre, ¿Cómo usted va a perfeccionar lo que no sirve? ¿A quién se le puede ocurrir eso? Bueno ese es el resultado de no haber hecho un correcto análisis del por qué han fracasado hasta hoy todos los intentos de edificar el socialismo en Cuba, es el resultado de no confiar en su pueblo para estas cosas y buscar “Los tanques Pensantes” como Murillo ahora, como Aldana hace ya, como Humberto Pérez antes de Aldana, siempre han tenido un “Jinete” de estos de turno, los “Caballos” no, siempre hemos sido los mismos.

Ellos no se dan cuenta que quienes mejor le pueden decir cómo hacer el socialismo en Cuba, se llama pueblo en su conjunto, esta sería la fuente de agua a beber, y de lo que opinan las masas sobre cada cosa importante, entonces se sacaría las resultantes, se les pediría opinión por encuestas científicas al pueblo, se sacarían conclusiones, se volvería al pueblo cuantas veces fuera necesario cuando existiesen “asuntos espinosos” y al final se llevaría a plebiscito, entonces y únicamente entonces se sacarían nuevas directrices conceptuales y se echaría a andar, pero como te decía en medio de la entrevista, hacer eso significaría tener que reconocer que estaban equivocados, que eran los máximos responsables, pedir perdón y darle el verdadero poder al pueblo, y eso es pedirle mucho a ellos.

Te voy a decir una cosa, para nosotros ha sido más difícil arribar a estas conclusiones con respecto a ellos que comprender en si la idea de lo que debía ser el socialismo, ha sido muy duro, muy triste, muy amargo y muy frustrante, porque casi todos nosotros los veíamos a ellos como nuestros “Muchachos de La Gran Película”, no sé si tú conoces estos términos callejeros de nuestra niñez, pero los veíamos así, como nuestros Campeones, y poco a poco nos fuimos dando cuenta que no era exactamente así.

Fueron distintas etapas, primero nos percatamos que cometían algunos errores pero los justificábamos con el asedio enemigo, después más para acá, habíamos concluido en que habían cometido grandes errores pero que era producto de la equivocación, y de cierta manera en el fondo nos ofuscábamos pero se lo perdonábamos, pero hoy ya sabemos que estaban equivocados pero por puros propósitos, que hacían y hacen las cosas a caprichos, y que aun siendo compasivos con ellos, arremeten contra nosotros y nos siguen como los tigres siguen a sus presas.

No puede llamarse Socialismo a una sociedad que persigue a sus mejores hijos. Nosotros todos los que profesamos estas ideas desde niños dedicamos nuestras vidas a la causa de La Revolución y del Socialismo, fuimos admiradores respetuosos de aquella pléyade de revolucionarios que unos le llaman los de la generación del centenario y nosotros le llamamos Los fundadores de La Revolución, nuestros males crónicos de salud los adquirimos en esa intensa lucha, nuestros grados militares, nuestras condecoraciones, nuestros méritos profesionales y nuestras extensas hojas de servicio están hechas a sangre, sudor y lágrimas.

Durante esos aciagos años podemos decir con amargura que dejamos a nuestras familias casi en el desamparo, eran más los tiempos sumados que sabíamos de las cosas del enemigo que de nuestros problemas familiares, no sabíamos dónde tocaban las orquestas, o en que cabaret se podía compartir con los amigos, o donde habían muchachas bonitas para escogerlas de novia cuando no la teníamos, o como se conseguía una semana en la playa, se nos olvidaban los cumpleaños de nuestros padres y si los recordábamos no podíamos ni siquiera ir a verlos, y fuimos todos muy pero muy honestos, austeros y celosos cuidadores del prestigio de la causa ¿Qué castigo llevamos y por qué? Si ayer creímos y admiramos a los fundadores de La Revolución, hoy ya no pensamos exactamente igual; nosotros sabemos que tenemos “Los perros” detrás pero nuestras almas son limpias y puras y no hace falta decir pues, que para tener “Los perros” detrás de uno tienen que existir Mayorales detrás de los perros, y mayorales que les temen a estos cimarrones modernos.

No sé qué más te pudiera decir, pero ahora sí que terminamos. Buenas noches a todos y les doy las gracias por el tiempo dispensado.

Conductora: Así es, me da gracias como te despides sin contar conmigo, pero te comprendo, hemos llegado al final de esta entrevista y de este programa, te doy las gracias Carlos por tus coherentes y precisas palabras, además que reconocemos como siempre lo hemos hecho tus valientes posiciones en defensa de tus principios. Considero que hemos cumplido el objetivo que perseguíamos y que estas palabras trascenderán para bien de todos.

Buenas noches a todos, esta entrevista será publicada por todas las vías posibles haciéndosela llegar a todos los que conforman nuestra agrupación de La Nueva Izquierda Revolucionaria y Socialista Cubana del Siglo XXI en todo el país y a todos los que les pueda interesar dentro y fuera de Cuba.

FIN



Nota: Es libre y autorizada su publicación por cualesquiera de los periódicos, revistas, emisoras de radio y televisivas del mundo entero así como por internet, tomando en cuenta la forma en que incide en nuestra corriente ideológica y la necesidad de que se conozcan nuestros puntos de vista. Muchas gracias.




http://kaosenlared.net/cuba-pensamiento-de-izquierda-revolucionaria-y-socialista-cubano-del-siglo-xxi-parte-iii-final/

Antimperialista ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario